Aporte de la juventud para una nueva economía mundial

0
image_pdfimage_print

 

La Economía de Francisco (EoF) es una iniciativa convocada por el Papa Francisco que involucra a jóvenes economistas, estudiantes, empresarios, mujeres de negocios y principales agentes de cambio de todo el mundo. Este proyecto tiene por objetivo impulsar un cambio en la economía actual y promover una distinta, más justa, fraterna, sostenible y, sobre todo, sin dejar a nadie atrás.

El encuentro estaba previsto para marzo del 2020 en Asís, Italia; sin embargo, ante la emergencia sanitaria mundial causada por la COVID-19, se pospuso la fecha para noviembre del 2020 en modalidad virtual. Con la ilusión de continuar trabajando, se optó por otras alternativas como: talleres en vivo, seminarios de estudio, conferencias, conversatorios mediante conexiones vía streaming, entre otras. A pesar de ello, teniendo la esperanza de continuar con la misión, y cuando las condiciones sanitarias nos lo permitan, se tiene previsto un encuentro presencial en Asís para el otoño del 2021.

Primer encuentro virtual

El evento internacional online de tres días inició el 19 de noviembre. Contó con la participación de más de 2 mil jóvenes de 120 países, donde se compartió las experiencias, el trabajo, las propuestas y las reflexiones adquiridas durante los meses previos. Cabe mencionar que el evento tuvo la participación de personajes internacionales: como el Premio Nobel de la Paz y economista Muhammad Yunus, la economista inglesa Kate Raworth, el especialista en desarrollo sostenible Jeffrey Sachs, la filósofa y ecofeminista Vandana Shiva, el economista italiano Stefano Zamagni, el sociólogo Mauro Magatti, el economista ambiental Juan Camilo Cárdenas, la filósofa política canadiense Jennifer Nedelsky y otros empresarios con experiencias y habilidades consolidadas, quienes contribuyeron y escucharon las reflexiones de cada grupo de trabajo.

En EoF nos hemos dividido en doce “aldeas o villas” de trabajo, en las que compartimos y discutimos acerca de temas claves de la economía de hoy y del mañana. Dentro de las problemáticas escogidas se encuentran:

  • Gestión y donación (Management and gift)
  • Vocación y beneficio (Vocation and profit)
  • Políticas para la felicidad (Policies and happiness)
  • CO2 de la desigualdad (CO2 of inequalities)
  • Negocios y paz (Business and peace)
  • Trabajo y cuidado (Work and care)
  • Negocios en transición (Business in transition)
  • Vida y estilos de vida (Life and life style)
  • Economía y mujeres (Women for economy)
  • Energía y pobreza (Energy and poverty)

En cada aldea contamos con un grupo de coordinadores y participantes. En estos grupos hemos compartido experiencias a partir de nuestras propias realidades. El estar pasando por una crisis sanitaria ha hecho que varias deficiencias sean vistas de forma más clara, inspirándonos a continuar trabajando por más cambios. Los temas de salud, educación y salud mental coincidieron durante esta etapa de coronavirus. Además, temas como trabajo, finanzas, educación de calidad, inteligencia artificial y cuidado de la Casa Común fueron muy conversados y reflexionados.

Por otro lado, el 20 de noviembre, se realizó una maratón virtual de 24 horas en la que 20 diversos países contaron con un espacio para hacerse conocer. Finalmente, el 21 de noviembre, tercer y último día, se contó con la presencia del santo padre Francisco, desde la Basílica de San Francisco de Asís, en la que se dirigió a los jóvenes haciendo un llamado a realizar un impacto concreto con compromiso, inteligencia y convicción, empezando en sus vidas, ciudades, universidades, centros de trabajos, empresas, movimientos, oficinas públicas y privadas, con la finalidad de promover el diálogo y la escucha.

San Francisco de Asís como inspiración

Asís es un lugar lleno de significados que inspira a fomentar una economía distinta, puesta al servicio de los más pobres. San Francisco es ejemplo de desprendimiento y humildad que se preocupó por el hermano y hermana desfavorecido. Asimismo, el Papa Francisco es parte de esta inspiración, ya que nos muestra su preocupación por el otro y la Casa Común. En su encíclica Laudato Si’, nos habla de la importancia de su cuidado y la economía verde; pero también en Fratelli Tutti nos recuerda la relevancia de la fraternidad para tener un mundo mejor, en medio de la crisis actual.

Considero que vivir el encuentro en Asís será inspirador, pues nos recordará el entusiasmo de un corazón alegre y humilde, como nos lo enseña San Francisco. Cabe mencionar que muchos de los seminarios y transmisiones virtuales se hicieron desde los históricos lugares franciscanos, como la basílica de Santa Clara, el santuario de Spongliazione y el palacio monte Frumentario.

Compromiso final de los jóvenes

Durante estos meses de diálogo y escucha los jóvenes quisimos hacer llegar las reflexiones que hemos madurado y recogido, además de enviar un mensaje a todos los empresarios, economistas, maestros, políticos, trabajadores, ciudadanos y ciudadanas del mundo entero. Estamos totalmente convencidos que debemos de repensar la economía actual y lo que estamos haciendo con nuestro planeta. He escuchado mencionar a padres y madres que nosotros, los jóvenes, e incluso los niños y niñas, debemos de adaptarnos y entender a la sociedad. Personalmente, considero que este mundo se está volviendo insensible: en la actualidad ya no se siente el dolor y preocupación por el otro. Este mundo se ha vuelto tan individualista que ya no tiene piedad para hacer daño. Al parecer, estamos en una sociedad que ya no piensa en la dignidad humana. Todo ello me lleva a pensar que la tarea de todos es llevar la dignidad humana a la vida social y económica.

Por ello, en nombre de los jóvenes y de los pobres de la tierra, pedimos que:

  1. Las grandes potencias mundiales, las grandes instituciones económico-financieras y todas las pequeñas empresas sean conscientes y se pongan a pensar en el nivel de daño que causan a nuestro planeta. La llegada de esta pandemia nos muestra que, sin salud, no se puede lograr nada y que debemos optar por soluciones eco amigables, teniendo en cuenta al más necesitado.
  2. Se opte en crear un equipo con tecnologías más avanzadas, con la finalidad de trabajar de la mano con los países de bajos recursos e impulsarlos a apostar por recursos sostenibles, donde se considere el cuidado de los recursos naturales.
  3. Se priorice como tema central el salvaguardar los bienes comunes, como la atmósfera, bosques, ecosistemas, biodiversidad, océanos, flora, fauna y los recursos naturales en general, con la finalidad de que los gobiernos, escuelas, universidades y empresas de todo el mundo prioricen y enseñen el cuidado de estas.
  4. El derecho a un trabajo digno para todos. Que los derechos de la familia, y todos los derechos humanos, sean respetados en cada empresa, para cada trabajadora y trabajador. Además, que todos los países sean cuidadosos y observadores con aquellas empresas que lucran con la explotación de los pobres o la infancia a costa de su propio beneficio.
  5. Se reformen y creen nuevas opciones financieras mundiales, que tengan un sentido democrático e inclusivo. Que sean conscientes de la pobreza de muchos países, sobre todo ahora que vivimos una etapa difícil a causa de la pandemia. Necesitamos financieras que fomenten las finanzas sostenibles y éticas para que todos tengan la oportunidad de estar mejor. La ética es un factor muy importante en las empresas y los bancos, especialmente los grandes y globalizados.
  6. Se fomente gestiones sostenibles ambientalmente, socialmente, espiritualmente y, sobre todo, gestiones pensadas en las personas, ya que dentro de la empresa o comunidad el objetivo debe ser que el mundo esté bien y el resultado vendría a ser la ganancia de todos.
  7. La educación de calidad debe ser el compromiso de todos los Estados, las empresas e instituciones internacionales, así como el compromiso de los padres, porque consideramos que el “capital humano” es el primer capital relevante. Debemos velar para que niños y niñas tengan una educación digna y de calidad.
  8. Que todos los trabajadores tengan oportunidades laborales dignas, pero sobre todo que las trabajadoras tengan las mismas oportunidades que los trabajadores, porque consideramos que el talento femenino es igual de relevante que el masculino. Por ello, pedimos que las organizaciones económicas y las instituciones civiles estén pendientes del sector laboral.
  9. Finalmente, pedimos el compromiso de todos los ciudadanos y ciudadanas para que se logre una economía justa y fraterna. Nosotros, los jóvenes, ya no vamos a consentir que se maten nuestros recursos naturales, que se roben los recursos de los colegios y hospitales y, sobre todo, que violen nuestros derechos humanos.

 

Con la esperanza de continuar trabajando, el equipo organizador nos invita a participar de la escuela de formación llamada “The Economy of Francesco School- 2021”, que consiste en un curso virtual donde se explorarán las raíces económicas, pensamientos franciscanos y algunos de los temas que se fundamentaron en las aldeas de trabajo. Para cada sesión se contará con personas destacadas en el rubro económico, negocios y sociedad. Una de las preguntas dejadas para reflexionar fue “¿Qué pasaría si los cursos brindados en las universidades se centraran en temas de los bienes comunes en lugar de los bienes privados?”

 

Una de las denuncias de los jóvenes a nivel mundial: la contaminación del medioambiente, la gran deuda de la humanidad con las futuras generaciones.

 

Nos gustaría contarles a nuestros hijos e hijas que el mundo de desigualdad terminó para siempre y que esto fue gracias al compromiso de todos. Ustedes los adultos recuerden sus sueños de niños (o de jóvenes), cuando querían ser políticos para lograr cambios en su país. Hoy, nosotros los jóvenes, les recordamos que estamos en busca de cambios y queremos pedirles el apoyo para hacerles entender a las empresas, instituciones y gobiernos que es posible darle un giro a la economía actual. Confiamos que este evento es una oportunidad y un impulso para generar cambios, y lograr una economía mejor. Mientras tanto, la Economía de Francisco continúa con el compromiso de promover ideas, dialogar, escuchar e inspirar a que más jóvenes se unan a la misión por una economía más justa, inclusiva y sostenible.

 

Otoño 2021


Maritza Condori Castro

Participante del evento Economy of Francesco (EoF)

Share.

Comments are closed.