Editorial Edición N° 32

0
image_pdfimage_print

El cambio climático plantea uno de los principales desafíos a la humanidad. La Encíclica Laudato Si (LS) del Papa Francisco nos dice que es un problema global e integral, pues tiene dimensiones ambientales, sociales, económicas y políticas (LS, 25). Si hoy no podemos dejar de sentir dolor e indignación o ternura al ver o recordar la fotografía de Aylan, símbolo de la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI, ¿tenemos igual sensibilidad frente a los 25 millones de refugiados climáticos que ya existen? Probablemente no. Sandra Gallego escribe en el portal ethic.es que la tragedia climática es como un “tsunami silencioso” ante el cual la comunidad internacional practica la “política de la avestruz”. Y no es nada recomendable seguir esta política en Perú, después de todo, es una posibilidad que nosotros y nosotras seamos parte de esas largas filas de desplazados climáticos buscando un refugio. Y más de un Aylan nos hará llorar.

¿Qué podemos hacer, como ciudadanos y ciudadanas de a pie, para mitigar los efectos perversos del cambio climático? El Papa Francisco invita a los cristianos y cristianas a una conversión ecológica “que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea” (LS, 217). Ser guardián de la creación no es algo opcional para el cristiano o cristiana. Pero si no profeso una fe religiosa o si mi tradición religiosa no es la cristiana ¿tiene o no sentido escuchar la voz pública de un líder religioso que pide “vivir sabiamente, pensar en profundidad y amar con generosidad” (LS, 47)? Toda llamada a vivir más humanamente debe llamar siempre nuestra atención. Y frente a la exacerbación consumista del modelo tecnocrático de desarrollo, un estilo de vida sobrio, solidario y amante de la vida en todas sus manifestaciones puede ser una buena respuesta personal para contrarrestar los efectos perversos del cambio climático.

Nuestro número 32 de INTERCAMBIO les ofrece una interesante entrevista al Sr. Eduardo Durand, Director General de Cambio Climático, Desertificación y Recursos Hídricos del Ministerio del Ambiente que nos informa de las iniciativas desde el Estado para enfrentar el cambio climático. Esta entrevista puede ser completada con la lectura de los artículos de Birgit Weiler, Ana Sabogal y Alicia Alegría sobre la Encíclica Laudato Si y de este modo tener una visión técnica-política y teológica de los desafíos ecológicos. El número aborda otros temas que nos ayudan a detenernos a los desafíos de la justicia en Perú como son la descentralización, la violencia contra la mujer, la interculturalidad y, como siempre, una mirada al contexto latinoamericano.

P. Luis Herrera, SJ

Edición N° 32

Ediciones Anteriores:

Compartir

DEJE UN COMENTARIO