Editorial Edición Nº 50

0
image_pdfimage_print

El primer número de la Revista INTERCAMBIO salió en setiembre del 2007 bajo el formato de un boletín y en junio del 2009 se convirtió en revista. Han pasado un poco más de 12 años y presentamos el Nº 50 en medio de la crisis de la Covid-19, y a un año del bicentenario de la independencia del Perú. Como revista del Sector Social de la Compañía de Jesús abordamos temas cruciales para el país: política, descentralización, educación, economía, género, ecología integral, cultura. INTERCAMBIO intenta ayudar a desplegar nuestras alas de libertad hechas con las plumas de la solidaridad, de la riqueza multicultural, de la búsqueda del Bien Común. En esta edición hacemos una reflexión sobre las luces y sombras vividas en la última década.

¿De dónde venimos? Somos un país milenario, orgulloso de sus pueblos originarios ancestrales, consciente de todos sus aportes y limitaciones. Pensar en un pasado idílico es iluso. Pero más allá, podemos reconocer los logros de esas culturas que formatearon las actuales. No por ello debemos dejar de lado el encuentro de dos mundos (América y Europa), hito importante de globalización, tan presente en nuestros días. El bicentenario nos muestra que lamentablemente la balanza se ha inclinado por las pesas de la corrupción y discriminación.

¿Hacia dónde vamos, o queremos ir? En América somos el tercer país con más contagios y muertes por la Covid-19. Importantes causas estructurales son: la corrupción, informalidad, desigualdad y discriminación. ¿Nos escuchamos?, ¿somos solidarios?, ¿o somos guiados por los grupos económicos de poder? Angela Merkel precisa que el gran problema de América es que los que tienen más no quieren contribuir con los que tienen menos. Basta un ejemplo: todos necesitamos alimentarnos, pero ¿por qué la agro-exportación tiene exoneración de impuestos cuando el campesino sólo recibe el 10% de lo que paga el consumidor?

La pandemia ha mostrado nuestra fragilidad. Hoy apreciamos el oxígeno para respirar, el mismo que contaminamos con nuestro modus vivendi. Nos allanamos a una economía neoliberal de consumo y de falsa felicidad que ofrece lo económico y virtual. El hiper-consumo, el atentado ecológico y el individualismo nos revelan que no hemos construido sociedad civil. Saqueamos el planeta, exacerbamos nuestro ego (lo que implica discriminación y desigualdad) y apostamos por una política orientada al beneficio particular en lugar de buscar el bien común. Sin embargo, la pandemia nos señala que, para vivir bien en este mundo, necesitamos que todos estén bien. Eso implica tener una sociedad civil fortalecida, armonía con nuestra Casa Común (de la que somos una parte y no amos), una economía que no solo beneficie a algunos y mate a muchos, generar la posibilidad de ofrecer una educación de calidad. Es decir, la posibilidad de sentirnos todos Perú, pues la felicidad y bienestar de unos es la de todos. La libertad puede permitirnos ser constructores de futuros de bienestar. ¡Somos libres (todos), seámoslo siempre (todos)! Y la libertad es nuestra responsabilidad.

P. Carlos Miguel Silva Canessa, SJ

Invierno 2020

 

Edición Nº 50

Ediciones Anteriores:

 

 

Share.

Comments are closed.