“Las migraciones deben tener un enfoque de derecho, integración e interculturalidad”

0
image_pdfimage_print

Entrevista al P. Idenilso Bortolotto CS, director de la Red Internacional de Migración Scalabrini para América del Sur.

Por Diana Tantaleán (Apostolado Social)

En octubre de este año se realizó en Lima la XIV Conferencia Sudamericana sobre Migraciones, que reunió a representantes de los diversos países sudamericanos y de la sociedad civil vinculados al tema. Durante el evento se debatieron los avances sobre políticas migratorias en la región y el escenario actual de estas migraciones.

El P. Idenilso Bortolotto, de la Congregación Scalabriniana (cuya vocación es el acompañamiento y atención a los migrantes) es director nacional del Instituto Católico Chileno de Migración, presidente de la Fundación Scalabrini en Chile y director de la Red Internacional de Migración Scalabrini para América del Sur.

El P. Idenilso, como especialista en el tema, estuvo presente en la Conferencia realizada en Lima y nos comenta sobre los avances y problemáticas en materia migratoria en la región.

¿Qué tan importante ha sido esta Conferencia Sudamericana y que alcance ha tenido?

Se han logrado varios puntos a nivel de naciones y de la región, como avanzar en las políticas migratorias, buscar acuerdos de regularización, adecuar el estándar nacional a los tratados que han firmado los países en el marco de las Naciones Unidas (acuerdos bilaterales, multilaterales), los acuerdos fronterizos en el tema de investigaciones y diagnósticos nacionales y regionales; etc.

A nivel sudamericano, ¿cómo se encuentra esta realidad migratoria y qué políticas se han implementado en los diversos gobiernos?

En casi todos los países se ha avanzado el marco jurídico normativo, con excepciones de Chile, Perú y Brasil, que están trabajando su proyecto de ley.

En el caso de las políticas migratorias, muchos países fueron adecuando políticas de libre circulación, educativas y laborales. Se tienen acuerdos, por ejemplo, de reconocimiento de títulos o el poder circular solo con el documento de identidad.

Todo esto son avances por escrito, pero en la parte operativa todavía falta implementar. Queda el desafío de cada país el adecuarlo, porque es un tema interno y se ve a partir de los programas y de las políticas migratorias. Para esto es importante la participación de la sociedad civil en el monitoreo de estos programas.

En algunos países todavía tratan la migración de forma “uniministerial”, a través del Ministerio del Interior, lo que le da un enfoque de seguridad nacional; y no “interministerialmente”, lo que permitiría que los programas sean vistos en distintos ministerios. Las migraciones deben tener un enfoque de derecho, de integración y de interculturalidad. Los Ministerios de Educación, Desarrollo, Trabajo, Justicia y Salud deben trabajar activamente en el tema migratorio.

¿Cuáles son las tendencias migratorias más fuertes en la región?

En otras épocas se daba una migración de Sur a Norte. Ahora se da más una migración Sur – Sur, inclusive de Norte a Sur. Hablamos de una migración intrarregional, una migración fronteriza, como es el caso Perú – Chile y el de Bolivia – Chile. También existe una migración hacia Brasil.

Actualmente, los dos países que están atrayendo una fuerte migración son Chile, en primer lugar, y Brasil. La migración hacia Argentina, que sigue vigente, es histórica y tradicional, pero la crisis que vive el país y otros factores la han llevado a una disminución.

Nuestra región va teniendo una migración con una fuerte demanda de calificación para ciertos rubros laborales y empresariales, pero la gran mayoría migra en busca de oportunidades para mejorar su condición de vida.

En Chile sigue vigente una migración histórica desde Perú y Bolivia. De Colombia se ha incrementado muchísimo, pero hoy existe una migración que viene de Centroamérica y el Caribe, como en el caso de Haití y República Dominicana.

Quiere decir que la figura de latinos migrando a Estados Unidos o a Europa, ha variado completamente…

Vamos teniendo una oleada de una migración hacia el Sur debido a que nuestros países  van teniendo ofertas laborales, pero también se debe a la dificultad de ingreso de muchos sudamericanos a Europa, por ejemplo, pues ha cerrado sus fronteras por la crisis. España, Italia y otros países, que tenían una fuerte migración, han dejado de ser un polo de atracción para dar paso a otros países de la región Sudamericana.

¿Cómo es la reacción de la población frente a la llegada de los migrantes?, ¿se percibe rechazo o temor como en Europa ante la cantidad de gente que llega?

Concretamente en el caso de Chile existe discriminación hacia ciertas nacionalidades, como con los afrocolombianos o la migración limítrofe; en algunos casos también existe xenofobia. Lo que se viene realizando son campañas de sensibilización para dispersar la opinión pública en contra de la migración.

El migrante no es una amenaza para nuestros países. Vivimos en un contexto regional y debemos buscar la integración, seguir hablando de una Ciudadanía Sudamericana o Latinoamericana. Esto falta hacerlo efectivo, pero debemos ir debatiendo y dialogando el tema a nivel nacional para que se pueda dar un consenso sudamericano.

En algunos lugares se van viendo logros, en otros desafíos. Tenemos que ir incluyendo actores importantes que hayan visto este tema desde sus inicios, como la Iglesia (congregaciones), la sociedad civil (instituciones, agrupaciones, organizaciones) y la academia.

Aquí juegan un rol importante los gobiernos y los medios de comunicación. Muchas veces ciertos alcaldes de municipio, gobernadores, e incluso congresistas, dan opiniones que no son favorables a la integración. Esto se da por desconocimiento o por querer asegurar votos. Este es un desafío y debemos estar atentos, sobre todo los medios de comunicación, en cómo profundizar esa temática y no propiciar discursos para que la población tome una postura radical en contra de la migración.

¿Cómo se trabaja la prevención para el caso de discriminación y/o xenofobia?

Se vienen realizando campañas en todos los países, como las Jornadas Migratorias y el Día Internacional del Migrante. También se realizan reuniones, seminarios, fórums. Son varios hechos que van fomentando la sensibilización. Probablemente falta incluir más actores para no tener el inconveniente de que ciertos sectores de nuestra sociedad sean anti-migrantes, como lo vemos en el caso de Estados Unidos donde existen grupos que se manifiestan en contra de los migrantes. Es un hecho lamentable y no está acorde a nuestros tiempos, tampoco a nuestra región.

Uno de los problemas migratorios más conocidos es la trata de personas ¿Qué acciones se están tomando frente a este problema?

Nos queda el desafío de que los países puedan actualizar su legislación y tener una ley concreta contra la trata de personas, que sea de protección a las víctimas. Hay que trabajar en coordinación con los países de la región porque estamos hablando de mafias, grupos que son trasnacionales, por lo que no puedes tener una visión solamente nacional o local.

Es importante seguir trabajando en reuniones y foros a nivel regional, pero también tener acuerdos con las instituciones para realizar seguimientos e intercambio de información, para poder coordinar y tomar las debidas medidas.

¿Qué otra problemática existe aparte de la trata?

En nuestra región también tenemos solicitantes de refugio, hablo concretamente de los provenientes de Colombia. Ecuador es un país receptor, lo ha sido Venezuela en su momento y muchos de ellos están pasando ahora a pedir refugio también a Argentina, Brasil y Chile.

En estas zonas es donde existen muchos abusos por parte de funcionarios no informados, de autoridades, pero también de redes organizadas que se aprovechan de la condición de estas personas. Casi todos los países han firmado convenios o tratados, han actualizados sus leyes, pero en la práctica no se ejecutan.

Por otro lado, encontramos el desafío del tráfico de personas en zonas de frontera. Este es un tema que también debe ser considerado y trabajado a nivel regional.


Idenilso Bortolotto, CS

Director nacional del Instituto Católico Chileno de Migración, presidente de la Fundación Scalabrini en Chile y director de la Red Internacional de Migración Scalabrini para América del Sur.

Share.

Comments are closed.